El gesso es una sustancia que se utiliza como tapaporos en los lienzos, aplicándose a modo de imprimación previa al posterior pintado con técnicas de pintura como óleo, acrílico o tempera.

La composición del gesso varía mucho, pero básicamente se trata de una sustancia aglutinante mezclada con yeso, tiza y pigmento blanco.

La aplicación del gesso sobre el lienzo se realiza mientras el producto tiene consistencia plástica mediante el uso de una espátula. Una vez seca la superficie, el lienzo queda preparado para recibir la pintura.

Mostrando todos los resultados (3)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies